¿Qué son las bajas laborales fingidas?

Una baja laboral, es un derecho fundamental que tiene el trabajador, por el que durante un periodo de tiempo no acude a su puesto laboral por una incapacidad temporal justificada médicamente, percibiendo igualmente parte de su salario. Pero como en todo, siempre hay personas que utilizan este derecho en su favor y con poco motivo para una baja, porque “hecha la ley, hecha la trampa”. En algunos casos, los trabajadores le cuelan a la empresa, alguna baja laboral, fingida. Es precisamente de estas, de las que vamos a hablar. 

Se entiende por baja laboral fingida, la que el trabajador se inventa o finge una dolencia o incluso el accidente de dicha baja, para o bien recibir una prestación como para no asistir a su puesto de trabajo. Debemos de señalar que de cualquier forma es un fraude a la seguridad social y por lo tanto un atentado al Estatuto de los Trabajadores. 

Cada persona tendrá unas razones para cometer este fraude, que, si no es debidamente justificado o bien, si la empresa se cerciora de que es fingida una baja, puede incluso ser despedido de forma procedente. En ocasiones, las empresas contactan con agencias de detectives, como puede ser Nova Detectives sin ir más lejos, para demostrar si la baja es falsa o no, porque como decimos son muchas las veces que se fingen bajas laborales por una situación fingida o injusta, acarreando gastos innecesarios a la empresa.  

Normalmente la gente que finge las bajas, lo hace porque no se siente bien considerado por la empresa, porque entiende que la compañía ha obtenido muchos beneficios y no le han correspondido como él o ella considera, por lo que siente que no está recompensado. Aunque también hay algunos trabajadores, que no ganan lo suficiente, y fingen una baja, para poder acudir a trabajar a otros centros y de esta forma poder cobrar de dos sitios diferentes. Obviamente si trabajan en otro sitio estando de baja, es porque lo hacen en dinero negro. Y, por último, hay un perfil de trabajadores que simplemente quiere estar de baja para no trabajar y cobrar más o menos como si lo hiciera. 

Pero si queremos mantener un trabajo, es mejor pensar que de esta forma dañamos la empresa de forma importante. Las bajas fingidas tienen un impacto negativo en la empresa y su economía, además de que repercuten en el crecimiento empresarial, haciendo que este se ralentice, fomenta que la organización del trabajo se vea resentida y se sobrecargue a otros trabajadores incluso, el trato entre los trabajadores también se suele ver afectado y la producción se va a ver afectada, ya que en muchas ocasiones cuesta encontrar quien cubra el puesto del trabajador.  

Además, dependiendo de la empresa en la que trabaje la persona que coge la baja, puede suponer una peor calidad de los productos o que incluso se tenga que detener la producción del mismo. 

Por lo tanto, las bajas si son necesarias y secundadas debidamente por un médico, es un derecho que asiste a todo trabajador. Pero si son fingidas, son sin duda, un problema para la empresa y a la larga también para el trabajador y sus compañeros. 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *